//
estás leyendo...
Política

Yo estaba en una reunión. Una reunión algo intranscendente, teniendo en cuenta que era mi última hora antes de estar de vacaciones cuando “beep”, un mensaje de texto. Mi nómina ha sido ingresada, pero… ¿778 euros? ¿No deberían ser 1600 por ser diciembre? ¿Una inocentada por adelantado? Pues no. Salimos de trabajar, comemos en quince minutos y hacia el Parlament. Allí nos encontramos, de buen principio, un amplio cordón policial.

Gritos, proclamas… incluso representantes sindicales de la policía, de la policía que estaba vigilando que no pasara nada raro, estaban de pie y callados entre nosotros y yo cada vez me sentía más como si viviera en 1984 de George Orwell.

Unos cuantos saltaron las vallas y protagonizaron una tímida sentada bajo la atenta mirada de la policía (los del otro lado de las vallas, no los de este)

CONCLUSIÓN: Los señores, encerrados en su castillo y protegidos por su guardia personal, siguen exprimiendo al pueblo y el pueblo únicamente tiene una pataleta.

En las noticias ha salido el señor Andreu Mas-Culell diciendo que en las nóminas de diciembre se ha descontado el IRPF de la propia nómina y también de la paga extra que NO cobraremos hasta el día 28 y que esta ha sido una medida para que la paga extra quede tributada en el ejercicio de 2011 y bla bla bla, pero realmente ha sido una medida para que la Generalitat no se quede sin liquidez (a saber dónde están las millonadas que han acumulado los bancos con la tontería de la crisis y los sueldos del mencionado señor Mas-Culell y toda su camarilla de hijos de p… para que tengamos tantos problemas de liquidez).

La sensación que me queda es que todos estos chupópteros se han estado descojonando desde sus palacios de cristal y que los gritos de esta tarde no han servido para nada. Si alguien tuviera lo que hay que tener…

Anuncios

Acerca de Franz S. Heiligen

Franz S. Heiligen, pseudónimo de Pako Santos, es licenciado en Filología Clásica por la Universitat de Barcelona. Escritor polifacético donde los haya, rara avis de nuestra fauna ibérica, sabe captar en sus escritos lo absurdo y mezquino de la vida con ese toque jocoso y sarcástico de quien se sabe al margen de la mediocridad de este siglo de las pocas luces. Percibimos en él la herencia de la mítica antigüedad grecolatina, de la que se sirve en su obra de manera espontánea, actualizándola. Pako Santos atenta contra el miope autocomplaciente, contra el maniatado a una realidad -la que intentan hacernos creer "demasiado bonita para ser cierta"-. Es, en definitiva, un joven talento por explotar (en el mejor sentido de la palabra) que ya es autor de un saber hacer propio e intransferible. Núria Alcolea

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: