//
estás leyendo...
Literatura

El cementerio del señor Zafón

Todo empezó como un regalo. Un par de reparaciones informáticas, de las fáciles, de esas que un profano como yo era capaz de afrontar, tuvieron como consecuencia que cayera en mis manos un libro llamado El Juego del Ángel, segunda novela perteneciente a la proyectada tetralogía El Cementerio de los Libros Olvidados. A grandes rasgos, no me pareció un mal libro, bastante comercial, eso sí, un libro que aunaba diferentes elementos de diferentes géneros con la finalidad (supongo) de vender la mayor cantidad posible de ejemplares. Incluso diré que me atrajo bastante el personaje de Andreas Corelli, un ser oscuro con oscuras pretensiones y cuyo nombre, para más inri, lleva las mismas iniciales que el de nuestro amigo Cristo, Anti Cristo (a esta conclusión no he llegado solo, la leí en un forum). Para un fan de la literatura fantástica como yo, encontrar a un alter ego del maligno en las páginas de un libro de estos modernos y comerciales que se escriben ahora fue una agradable sorpresa. Hasta aquí todo bien. El problema comenzó este verano cuando me dio por leer el primero de los títulos de esta saga, La Sombra del Viento. Tampoco esta novela me disgustó. Si bien el mínimo elemento sobrenatural presente en ella queda aniquilado al final de la misma, tengo que decir que el estilo del señor Zafón me resulta estéticamente muy agradable, cosa que no ha cambiado en lecturas posteriores. La cuestión es que llegué al tercer volumen, El Prisionero del Cielo, teniendo un alto concepto de este autor. Desgraciadamente, este alto concepto no pasó de la página 50 de este tercer libro.

El Prisionero del Cielo tiene dos partes bien diferenciadas. En la primera de ellas, toda la oscura conspiración encarnada en el personaje de Andreas Corelli queda reducida a las alucinaciones de un lunático acusado de asesinato múltiple. Mi gozo en un pozo. Sin embargo, esto es lo menos importante. No puedo pedir que todos los autores del mundo cuenten en sus obras con la presencia de lo sobrenatural. ¿Qué pensaría Don Benito? Lo que más me escoció de este tercer volumen es que basara su argumento en la mera obtención de la documentacion necesaria para que Fermín Romero de Torres, el hombre inexistente, pueda casarse con la Bernarda, trama que queda a años luz de los dos libros anteriores.

Supongo que acabaré leyendo la última entrega de esta saga, cuando salga a la luz, pero sólo por mera chafardería, ya que, en un momento de enorme clarividencia, el señor Zafón ha dejado una línea abierta consistente en el esclarecimiento y la posterior venganza por la muerte de Isabella Gispert. Y digo por mera chafardería porque la sensación que tengo es que la saga ha caído en picado desde la publicación de su primer volumen. Ya veremos por dónde nos sale.

Anuncios

Acerca de Franz S. Heiligen

Franz S. Heiligen, pseudónimo de Pako Santos, es licenciado en Filología Clásica por la Universitat de Barcelona. Escritor polifacético donde los haya, rara avis de nuestra fauna ibérica, sabe captar en sus escritos lo absurdo y mezquino de la vida con ese toque jocoso y sarcástico de quien se sabe al margen de la mediocridad de este siglo de las pocas luces. Percibimos en él la herencia de la mítica antigüedad grecolatina, de la que se sirve en su obra de manera espontánea, actualizándola. Pako Santos atenta contra el miope autocomplaciente, contra el maniatado a una realidad -la que intentan hacernos creer "demasiado bonita para ser cierta"-. Es, en definitiva, un joven talento por explotar (en el mejor sentido de la palabra) que ya es autor de un saber hacer propio e intransferible. Núria Alcolea

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: